// Buscador


// Servicios


// Boletín

  • Información al día - Diciembre 2018

    PUBLICADO: 13 · 12 · 2018 Fiscal Individual

    EXENCIÓN IRPF DE LAS PRESTACIONES POR MATERNIDAD/PATERNIDAD PERCIBIDAS DE LA SEGURIDAD SOCIAL 

    El pasado mes de octubre el Tribunal Supremo emitió sentencia declarando que la prestación pública por maternidad está exenta de tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF en adelante). De esta forma la sentencia del Tribunal Supremo, de 3 de octubre de 2018, establece como doctrina legal que las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social también están exentas del IRPF.

    La Dirección General de Tributos interpreta que esta doctrina es igualmente aplicable a las prestaciones por paternidad percibidas de la Seguridad Social, según nota informativa de la Agencia Tributaria.

    Desde entonces, la Seguridad Social abona las prestaciones sin la retención de IRPF, por tratarse de rentas exentas. 

    Los que han tributado en el IRPF por estas prestaciones tienen derecho a su devolución por los años no prescritos. 

    En la próxima campaña de renta, los datos fiscales que ofrece la Agencia Tributaria por presentar la declaración incluirán las prestaciones percibidas durante el año 2018 como rentas exentas y las retenciones soportadas como plenamente deducibles. No obstante, al tratarse de una situación especial, sería conveniente revisar estos datos. 

    Los contribuyentes que hayan percibido las mencionadas prestaciones en los años 2014, 2015, 2016 y 2017 podrán solicitar la rectificación de las declaraciones de IRPF en las que hubieran incluido estas rentas, porque todavía no ha prescrito el derecho. Si se percibieron en más de un año, deberán solicitar la rectificación de la declaración de IRPF de cada año. 

    La Agencia Tributaria ha habilitado un formulario, de utilización voluntaria, para poder solicitar la rectificación de las declaraciones de los años 2014 y 2015, y no será necesario aportar certificado de la Seguridad Social acreditativo de las prestaciones por maternidad/paternidad percibidas. A partir de enero de 2019 estará disponible el formulario de los años 2016 y 2017

    Si están interesados en ampliar la información sobre el alcance de estas devoluciones pueden contactar con nuestro despacho.

    Àlex Soldevila Batlle
    Asesor Fiscal

  • Información al día - Noviembre 2018

    PUBLICADO: 28 · 11 · 2018

    DECISIÓN DEL PLENO DEL TRIBUNAL SUPREMO SOBRE LA DEVOLUCIÓN DEL IMPUESTO DE ACTOS JURÍDICOS DOCUMENTADOS DEL PRÉSTAMO HIPOTECARIO

    ¿Qué supone la decisión final del pleno del Tribunal Supremo sobre el impuesto de actos jurídicos documentados de los préstamos hipotecarios?

    El pasado 6 de noviembre de 2018 fue noticia que el pleno de la Sala Contenciosa Administrativa del Tribunal Supremo, después de dos días de deliberaciones, decidió por 15 votos a favor y 13 en contra, que sea el consumidor y no las entidades bancarias los que deban hacer frente al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentales (ITPAJD), en una Sentencia que se publicó ayer martes 27 de noviembre de 2018 y en la que  se aprecia la fractura interna del Tribunal Supremo, llegando a calificar el cambio en el sentido de la Jurisprudencia que se venía aplicando hasta el momento de “inapropiado y radical”.

    Y es que esta decisión llega, pese a que el pasado 16 de octubre de 2018, la Sección 2ª de la Sala Contenciosa-Administrativa del Tribunal Supremo decretó que el Reglamento que regula el ITP y ADJ de 1995 debía anularse porque entendía que era el banco el beneficiario directo de la inscripción del préstamo y, por tanto, quien debía hacerse cargo del pago del impuesto de ADJ.

    El nuevo Real Decreto Ley de 17/2018 de 8 de noviembre

    A raíz de la decisión del Pleno del Tribunal Supremo que considera que debe ser el cliente quien debe pagar el impuesto de ADJ, el Consejo de Ministros aprobó el real decreto – ley 17/2018, de 8 de noviembre, por el que se modifica el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por el real decreto legislativo 1/1993, de 24 de septiembre que modifica el artículo 29 del texto refundido de la ley del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados en los siguientes términos: “cuando se trate de escrituras de préstamos con garantía hipotecaria, se considerará sujeto pasivo el prestador”, es decir, la entidad (bancaria habitualmente) que conceda el préstamo.

    Asimismo, el real decreto Ley declara exentos del tributo las escrituras de préstamo con garantía hipotecaria en las que el prestatario sea una de las personas o entidades relacionadas en la letra a) del artículo 25 de la ley mencionada, y que son el estado y administraciones públicas, seguridad social, las entidades sin fines lucrativos del artículo 2 de la ley 49/2002, las cajas de ahorro y fundaciones bancarias para las adquisiciones directamente destinadas a su obra social, la iglesia católica y las iglesias con acuerdo de cooperación, partidos políticos con representación parlamentaria, entre otras.

    Conclusión

    Por ello, a día de hoy, las hipotecas firmadas hasta el día 9 de noviembre, el impuesto deberá pagarlo el prestatario, es decir, el cliente, mientras que las firmadas con posterioridad, el impuesto ADJ lo deberá pagar el banco por imperativo legal.

    No obstante hay que decir que la cláusula de imposición de gastos incorporada en las escrituras de hipoteca continúa siendo nula y, por tanto, el consumidor podrá reclamar los gastos de notaría, registro y gestoría que le obligaron a pagar cuando firmó la escritura, más los intereses legales correspondientes.

    Por último, estaremos atentos a lo que suceda en relación a este asunto, ya que pensamos que las organizaciones de consumidores acudirán a la justicia europea y será esta la que finalmente determine si se debe devolver a los consumidores el impuesto pagado.

    Pau Vila Rutllant
    Abogado

  • Información al día - Octubre 2018

    PUBLICADO: 25 · 10 · 2018 Derecho hipotecario y registral, Derecho tributario

    LA POSIBLE RECLAMACIÓN DE LA DEVOLUCIÓN DEL IMPUESTO DE ACTOS JURÍDICOS DOCUMENTADOS DEL PRÉSTAMO HIPOTECARIO

    ¿Qué es el impuesto de actos jurídicos documentados de los préstamos hipotecarios?

    En el momento de firmar una hipoteca uno de los impuestos a pagar es el denominado impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ITPAJD). Este impuesto grava las transmisiones patrimoniales onerosas (TPO), las operaciones societarias (OS) y los actos jurídicos documentados (AJD). Lo que afecta directamente a la hora de la contratación de un préstamo hipotecario es el AJD, ya que grava los documentos notariales, mercantiles o administrativos.

    ¿Cuánto dinero supone?

    La gestión de este impuesto pertenece a las comunidades autónomas y se debe liquidar con el modelo 600 de autoliquidación, junto con una copia auténtica del documento notarial origen del tributo y una copia simple de este. El tipo a aplicar en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados varía en función de la comunidad autónoma y del valor escriturado. El gravamen puede ser desde el 0,5% hasta un 1,5% sobre el importe del préstamo hipotecario, según la comunidad. En Cataluña, el impuesto de actos jurídicos documentados es de media del 1,5%, por lo que con una hipoteca de 100.000 euros, se pagan 1.500 euros de impuesto.

    ¿Quién debe pagarlo?

    Según la Sentencia nº 1505/2018 de la Sección Segunda de la Sala Contenciosa-Administrativa del Tribunal Supremo de 16 de octubre de 2018, en un giro que modifica todo lo que había declarado el mismo Alto Tribunal, establece que quien debe asumir el pago del impuesto AJD que grava las hipotecas es el mismo Banco y no los clientes del mismo los que deben liquidar este impuesto.

    ¿Qué debe hacerse en estos momentos?

    No obstante la Sentencia anterior y visto el cambio de criterio que establece, el mismo Presidente de la Sala Tercera Tribunal Supremo, el Sr. Luis María Díez-Picazo Giménez en fecha 19 de octubre de 2018 en una nota informativa comunicaba textualmente “Dejar sin efecto todos los señalamientos sobre recursos de casación pendientes con un objeto similar” por “Avocar al Pleno de la Sala el conocimiento de algunos de dichos recursos pendientes, a fin de decidir si dicho giro jurisprudencial debe ser o no confirmado”.

    La reunión del pleno del Tribunal Supremo que debe fijar el criterio sobre quién paga finalmente el AJD que grava las hipotecas se ha convocado para el lunes día 5 de noviembre de 2018 por lo que hasta esta fecha, no se resolverá definitivamente sobre los efectos de aquella Sentencia.

    Por tanto, a día de hoy debemos esperar la decisión del Alto Tribunal sobre este asunto que afecta a miles de personas, para determinar en qué circunstancias se podrá reclamar la devolución del impuesto de AJD, ya sea ante la Agencia Tributaria Catalana o el banco.

    Estamos a su disposición para cualquier duda o aclaración.

    Pau Vila Rutllant
    Advocat

  • Información al día - Septiembre 2018

    PUBLICADO: 27 · 09 · 2018 Fiscal Individual, Fiscal Sociedades

    PLAN ESTRATÉGICO DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL 2018-2020 PARA PERSEGUIR LA FIGURA DEL “FALSO AUTÓNOMO”

    Recientemente el Gobierno del Estado aprobó el plan director para la Inspección de Trabajo para los años 2018-2020 donde, entre otros objetivos, dispone un plan específico para perseguir la figura del “falso autónomo” a las empresas.

    Según últimas informaciones, ya han enviado cartas a las empresas revisando la situación de trabajadores autónomos con el fin de comprobar su situación, y reclamar la conversión al régimen general si consideran que no reúnen los requisitos para ser autónomo.

    En una última entrevista, el presidente del gobierno afirmó que la Inspección de Trabajo ya ha hecho aflorar más de 8.000 falsos autónomos que ha obligado a convertir en trabajadores de la empresa. Asimismo, manifestó que los próximos meses intensificarán la actuación de la Inspección en esta línea.

    Es por ello, que queremos recordar la necesidad de tener bien encuadrados y legalizados los autónomos que, o bien de forma regular, o bien de forma esporádica, pueden colaborar con nuestra empresa y realizar trabajos externos, dentro de nuestra actividad.

    En esta línea, y de forma muy resumida, recordar que la figura de un autónomo se concreta en una persona física que realiza una actividad económica o profesional de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y de forma lucrativa. Un elemento clave en la figura del falso autónomo es que su actividad económica esté fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona (en este caso de nuestra empresa).

    Algunos de los criterios/indicios que utiliza la inspección de trabajo para determinar la figura del “falso autónomo”, y donde se debe ser especialmente diligente, son:

    1.- CLIENTES: Solo se trabaja para un cliente (la empresa).

    2.- HORARIO: Siempre hacen el mismo horario y no tienen la facultad de poderlo variar por iniciativa propia.

    3.- LOCAL: Trabajan parte de la jornada o toda la jornada en el local del cliente al no tener instalaciones propias.

    4.- HERRAMIENTAS: pueden disponer de sus herramientas de trabajo, pero las herramientas más caras o complejas son propiedad de la empresa cliente, que las cede para poder realizar su trabajo.

    5.- FACTURACIÓN: Emiten facturas, pero el precio lo fija la empresa cliente o se factura exclusivamente por horas de trabajo y no por el resultado de su trabajo.

    6.- BENEFICIOS: Los ingresos mensuales del “falso autónomo” son fijos mes a mes.

    7.- AYUDANTES: En el caso de necesitar “ayudantes” del “falso autónomo”, son trabajadores proporcionados por la empresa principal.

    8.- HISTORIAL PROFESIONAL DEL AUTÓNOMO: Antes eran trabajadores de la empresa en régimen general y realizaban el mismo trabajo que actualmente ocupan como autónomos.

    Dada la infinidad de casuística que cada empresa puede tener, y la finura de la frontera entre un trabajador autónomo y un trabajador en régimen general en algunos supuestos, lo más recomendable es estudiar cada caso en concreto, y valorar si los autónomos que tenemos en nuestra empresa cumplen los requisitos legales para serlo, reduciendo así al máximo los riesgos legales, y detectando los aspectos que deben corregirse.

    Es necesario recordar que, en el caso que nos detecten la figura de un falso autónomo en la empresa, se pueden generar riesgos de reclamación de antigüedades y/o indemnizaciones por despido por parte del autónomo; reclamación de cotizaciones retroactivas de 4 años en el régimen general (con el correspondiente recargo), y el cambio de régimen a instancias de la inspección.

    Con el fin de profundizar y revisar su actuación, pueden ponerse en contacto con su asesor laboral para cualquier duda o aclaración que puedan tener sobre este tema.

    David Carbonés Andorrà
    Director del Área de Laboral