volver
  • Información al Día - Septiembre 2016

    PUBLICADO: 30 · 09 · 2016 Fiscal Individual, Fiscal Sociedades

    EL SÁBADO DEJA DE SER DÍA HÁBIL A EFECTOS DEL CÓMPUTO DE PLAZOS PARA ATENDER LAS NOTIFICACIONES TRIBUTARIAS

    La Ley General Tributaria establece que a efectos de cómputo de plazos para atender las notificaciones se seguirá lo que marque la normativa administrativa común. El día 2 de Octubre entrará en vigor la nueva Ley del Procedimiento Administrativo Común (39/2015). Esta Ley se aprobó en Octubre de 2015, pero no entrará en vigor hasta el próximo día 2 de Octubre.

    La nueva Ley establece que los sábados no se considerarán días hábiles a efectos de cómputo del plazo para  responder notificaciones. La Ley General Tributaria ya especificaba que los sábados no eran hábiles a efectos de presentación de impuestos, pero sí que lo eran para el cómputo de los plazos para contestar los requerimientos de la Administración Tributaria, ya que la Ley del Procedimiento Administrativo Común, que quedará derogada, los consideraba hábiles.

    Se daba así la paradoja de que si un plazo impositivo acababa un sábado, pasaba al primer día hábil siguiente, generalmente el lunes, mientras que si debíamos contestar un requerimiento siendo el sábado el último día, teníamos que presentarlo como límite aquel día bajo la pena de contestar fuera de plazo, con las consecuencias que esto pudiera tener a nivel de sanción y en nuestros derechos como administrados.

    El efecto de este nuevo sistema de cómputo de los plazos es que cuando la Administración Tributaria nos dé el plazo de respuesta en días, el sábado no se contará en el total.

    Por ejemplo: si nos dan 10 días para contestar, sólo contaremos los días laborables de lunes a viernes y en una semana en la que no haya días festivos intercalados, habrán transcurrido 5 días. Hasta ahora se contaban los sábados; por lo tanto, en una semana sin festivos intercalados habrían trancurrido 6 días.

    Si no indican lo contrario, cuando nos den el plazo en días consideraremos que son días hábiles, si fueran días naturales deberían especificarlo claramente.

     Sin embargo, si nos dan los plazos en horas, meses o años, se contará de fecha a fecha, sin tener en cuenta el número de días entre ellas. Si un mes no tuviera la fecha equivalente, por ejemplo el día 31 o el día 29 de Febrero, se considerará la fecha inmediatamente anterior, es decir día 30 o día 28 de Febrero.

    También debemos tener en cuenta, que si el día límite para contestar el requerimiento fuera sábado, este día no se tendría en cuenta y pasaría al primer día hábil siguiente.

    Un saludo cordial,

    Jordi Bonmatí i Roura
    Asesor Fiscal y Abogado