Compliance

Según el Código penal vigente, una persona jurídica (sociedad) puede ser responsable penal para la comisión de diversos delitos, con graves consecuencias para la empresa, tanto de tipo económico como legal.

La normativa penal ofrece la posibilidad de reducir esta responsabilidad, siempre que la empresa cuente con medidas eficientes para prevenir y descubrir los delitos que se pueden cometer por parte de la sociedad: mediante un Plan de Cumplimiento Normativo penal, que establece mecanismos internos para prevenir, evitar o detectar acciones contrarias a los valores de la empresa y a la normativa penal vigente.

Constituye una importante política de protección por acciones de responsabilidad contra la empresa y sus órganos de gestión.